Ruth González Poncela

Microrrelatos publicados

  • ODA AL SOLDADO DESCONOCIDO

    Oigo atento tu aflicción,
    Y escucho tu desaliento,
    rogando con desconcierto
    mi ayuda y mi protección.
    Contra el cruel maltratador
    estudiaré las acciones,
    con secreto manifiesto,
    de la ley el cumplimiento,
    con diligencias sumarias
    y exigiendo las sanciones.

    Doquiera la mente mía
    respuestas rápidas lleva,
    frente al cliente que llega
    o los casos que me asignan.
    Desde aquella ola bravía
    que se tornó antiespañola,
    hasta el humilde que implora
    defensa sin tener “perras”…
    ¡Que no hay un perjudicado
    sin mi amparo y mi hidalguía!

    ¡Guerra! Clamaré ante el juez,
    distante y falto de ira,
    contra aquellos que conspiran
    para la ley atacar.
    ¡Guerra! Gritaré al programar
    mil demandas y querellas
    frente a quien al prójimo aterra.
    Y cuando artículos cite
    que enmarañados resulten
    ¡¡Blandiré Jurisprudencia!!

    | Agosto 2022
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 4

  • LA TABERNA DE "JUSTI"

    Confieso… que me gusta la taberna que hay frente al Palacio de Justicia donde se reúne una variopinta colección de abogados para tomar un café o un piscolabis, antes o después de las vistas.
    Cada mañana suelo apoltronarme en cualquier agradable rincón para escucharlos atentamente. Antes de que atraviesen el umbral ya sé de qué pie cojean.
    Por aquí advierto al llorón del turno de oficio, siempre quejándose de lo mal pagado que está. Allá oigo al soñador perspicaz, que lleva en la sangre proteger al desvalido, luchando hasta el final sin flaquear. ¿Y qué me dicen del ex opositor frustrado reconvertido en letrado? Éste se enfrenta a los conflictos con cierto resentimiento pero cada alegación en defensa de sus clientes adolece de un talento especial.
    Estoy orgullosa de todos ellos, aunque no puedo verlos porque soy ciega, pero, desde mi pedestal, velo constantemente por la fortaleza de sus ideales.

    | Julio 2022
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 4

  • ECLIPSE DE SOL

    Nada bajo el sol sucede por casualidad. Lo sé bien porque soy gafe de nacimiento.

    Todavía recuerdo el día que mi cuñado, el abogado, se empeñó en llevarme el tema de los gastos hipotecarios. Era su cuarto aniversario como jurista y todavía no había ganado un solo caso. ¡La madre que le parió! Esta vez estaba tan seguro del triunfo, que me dejé convencer. Ya me veía en isla Waikiki tomando el sol cuando el banco me reembolsase el dineral correspondiente.

    Meses después, el juzgado emitió veredicto contra mí, condenándome al pago de costas. ¿Pero quién es el cenizo? ¿Mi cuñado o yo? Hubiera sido menos humillante el sobreseimiento.

    Pensé acusar al leguleyo ante el Colegio de Abogados pero preferí venganza más sutil. Le seguí de incógnito a su lugar de vacaciones. Cada día me disfrazaba de panel chivato y me plantaba delante de su toalla para eclipsarle el sol.

    | Junio 2022
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 6

  • SENCILLA CONFESIÓN

    —¿Entonces, reconoce el acusado los hechos que se le imputan?
    —Sí, señor juez, pero yo la quería.
    —Bueno… Si relata nuevamente lo sucedido la mañana del veintiuno de noviembre, tal vez podamos hallar alguna circunstancia atenuante…—solicitó el magistrado con tono dulce, como era su costumbre—. Puede empezar.
    —Pues verá, Señoría, la Merche salía todos los miércoles a las nueve de la mañana porque colaboraba con una ONG, de esas que ayudan a los inmigrantes sin papeles… Aunque no sé qué servicios prestaría allí porque no estudió ninguna carrera —respondió con llanto contenido.
    —Prosiga, por favor.
    —Ella siempre vestía a su manera, algo rara, pero a mí no me importaba. ¡Siempre estaba guapa! Aquel día se puso un abrigo de animal salvaje, legado de una tía abuela. Le dije que era algo exagerado. La muy chula me respondió: «antes muerta que sencilla, cari». Y… ¡Zas! la maté para complacerla.

    | Abril 2022
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 4

  • LOS JUBILADOS

    La concentración pacífica fue convocada a través de redes sociales para denunciar la condena silenciosa que los había arrinconado en el interior de sus despachos. Reclamaban ser tratados igual que los nuevos, aunque sabían de antemano que la lucha estaba perdida. Los novatos, unos advenedizos sin escrúpulos, eran más competitivos y fáciles de manejar. Intentarían una conciliación por todos los medios a su alcance. Más de cincuenta años de servicio tenaz avalaban una trayectoria impecable.
    La fecha señalada, ante miradas atónitas, miles de volúmenes legislativos elegantemente encuadernados, se manifestaron por las calles reclamando sus derechos, portando pancartas con una consigna clara: «¡Queremos vivir de nuevo!».
    Al día siguiente, los insurrectos regresaron resignados a sus estanterías para seguir engalanando oficinas y bufetes.
    Mientras tanto, las aplicaciones y softwares jurídicos que los habían desbancado se mofaron de la inútil exhibición de sus antepasados, olvidando que su supervivencia dependía del simple suministro energético.

    | Marzo 2022
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 15

  • MONÓLOGO

    «¿Soy yo? ¿Me recuerdas? Después de quince años dedicándome a servir a mis conciudadanos, primero como alcaldesa y después como diputada de asuntos sociales del Parlamento regional, he decidido volver a tu lado. La legislación ha sufrido un cambio brutal y estoy más verde que una lechuga pero te echaba de menos. Imagino lo que estás pensando al verme regresar… Te dejé colgada porque mi futuro en la política me resultaba más atractivo que tú. Dije adiós a los clientes exigentes, a las largas jornadas estudiando los casos y a los juicios agotadores. Me atrajo más la idea altruista de promover políticas de ayuda a los más desfavorecidos. ¡Y lo cumplí! No espero tus reproches, sólo que me comprendas.
    Contra todo pronóstico, te hallo en perfecto estado de conservación. La funda especial donde te guardé te ha tratado bien, querida toga. ¡Todavía tenemos un largo camino por recorrer!»

    | Septiembre 2021
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 6

  • OXÍGENO

    —Usted sabe que siempre he interpretado y aplicado la ley conforme al principio de equidad, respetando los designios del legislador.
    —Lo sé don Aquilino, por eso todo el mundo le respeta.
    —El asunto que debo juzgar es delicado. Necesito leer la Jurisprudencia relacionada. Además tenemos un problema añadido ya que los miembros del tribunal poseen distinta educación jurídica.
    —Esto lo ha comentado varias veces desde que se trasladaron aquí.
    —¡Cierto! Además tampoco fue fácil crear un innovador sistema judicial...
    —¿De qué trata este nuevo caso?
    —Desde que los últimos supervivientes abandonamos la Tierra, allá por el año 2022, y ustedes nos acogieron en su pequeño planeta, hemos tenido que adaptarnos a vivir con poca luz y escaso aire… Bienes de gran valor en nuestro mundo. Sepa que es la primera vez que iniciamos un juicio contra un chico que mató a su hermano porque le estaba robando el oxígeno.

    | Septiembre 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 9

  • QUERIDA CELESTE

    Querida Celeste:
    Llevo unos meses confinada por culpa de mi mala salud.
    Recuerdo perfectamente, cuando me advertiste que aquella alianza era un error. No seguí tu consejo y firmé el maldito acuerdo, prestándoles mi apoyo en base a una incomprensible solidaridad, que siempre me reprochaste.
    Poco a poco me fueron destruyendo hasta que dije “basta” y me negué a cooperar. El litigio se tornó en un duelo a muerte. Yo, la víctima, recabé pruebas inimaginables, para fortalecer mi posición.
    Debo decirte que hoy he recibido una gran noticia: "El Tribunal de los Siete Sabios para los Crímenes contra la Tierra", ha fallado a mi favor, declarando responsables de todos los daños y perjuicios a PANDORA&CRONOS, S.A. condenándoles a la inmediata suspensión de las actividades que están lesionando mi integridad física, con expresa imposición de costas por su mala fe y temeridad continuadas.
    Abrazos. PanGea.

    | Agosto 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 3

  • NO FUI YO

    - ¿Puede decir a este Tribunal lo que hizo el día 20 de febrero de 2019 cuando terminó su jornada laboral, sobre las 23:00?
    - (zzz..)
    - Sr. Juez, antes que nada, quisiera decir que no es a mí a quien tendrían que juzgar. Estoy dispuesto a facilitar la información necesaria.
    - (zzz..)
    - La culpable es mi mujer. Ella me odia y quiere verme en prisión. Es una víbora. Yo sólo quería vivir en paz. Ella me obligó.
    - Por favor, cíñase a la pregunta.
    - Fue ella quien organizó todo de manera eficaz para inculparme a mí. El acceso a la información me lo dio ella. Tienen que escucharme. Se están equivocando de persona. Quítenme las esposas. Soy inocente. Ella es la causa de mi desgracia.
    - (zzz…)
    - ¡Alfonso, despierta! Estás soñando en voz alta. Tu mujer te espera para el vis a vis.

    | Julio 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 6