Imagen de perfilNINIS

ÁNGEL SAIZ MORA 

Fin de semana. Casa rural. Amigos con hijos desmotivados, incapaces de encontrar su camino.
Alguien hizo un comentario sobre el peligro de que esos hermosos parajes pudieran ser pasto de las llamas. La naturaleza, llena de potencial, pero vulnerable, a veces requiere apoyo y criterio, igual que los jóvenes.
Mi mujer creyó ver entonces una oportunidad. Propuso fundar una interesante sociedad ganadera. Yo ofrecí mis conocimientos para resolver trabas legales.
La idea caló entre los muchachos, atraídos por el aire libre y la posibilidad de erradicar incendios de forma preventiva. Las ovejas se encargan de segar, de forma natural, la espesura de esa población y de otras.
Al tratarse de un empleo compatible con otras actividades, a algunos les ha dado por la poesía. Nuestro Arturo sigue mis pasos y ha hecho historia. Es el primer pastor matriculado en Derecho a distancia.

 

 + 33

 

Queremos saber tu opinión

41 comentarios