Imagen de perfilFantasías, las justas

Marta Trutxuelo García 

El lunes me hice cargo del caso de Marina, parada de larga duración, con dos niños a su cargo. El martes fue el turno de Hasam, a quien asesoré por la legalización de su contrato con la constructora. Entre el miércoles y el jueves logramos una oportunidad para Juan con la percepción de la RGI. Soy letrada, de oficio y por vocación; optimista, aunque la vida real se empeñe en erradicar mis instintos, intentando colmar con sus gotas pesimistas mi vaso lleno de esperanza. El ERTE en el sector de la fantasía me ha obligado a reorientar mi profesión: mientras la prestación por desempleo me lo permita ofreceré mi varita mágica a la población más vulnerable. Hoy es viernes… como cada día mis piernas se unirán al largo ciempiés que compone la cola para entrar a la oficina de empleo. Estaré al final de la misma. Soy tu aboghada madrina.

 

 + 30

 

Queremos saber tu opinión

21 comentarios