Imagen de perfilJUSTA CAUSA

PILAR ALEJOS MARTINEZ 

Cuando te guía el corazón, no hay motivación más poderosa que esa para elegir estudiar derecho. Compaginar vida, trabajo y universidad, no resultó nada fácil. Aun así, trabajé muy duro hasta finalizar la carrera y colegiarme como letrada. Desde mucho antes de empezar a ejercer, ya tenía decidido a quién me gustaría prestar mis servicios. No tuve ninguna duda. Sabía que necesitaban una mayor ayuda y protección, porque lo que estaba en juego era su vida. A partir de ese momento, dediqué todos mis esfuerzos a erradicar aquella terrible lacra que sufría gran parte de la población, justo la más vulnerable. Especializarme en violencia de género me dio la oportunidad de actuar con la empatía que requería cada caso. Pude apoyarlas en su lucha a lo largo del proceso judicial y ayudarlas a buscar empleo.
Sé que cualquier mujer puede convertirse en víctima de un maltratador, como lo fui yo.

 

 + 50

 

Queremos saber tu opinión

32 comentarios