Imagen de perfilImparcialidad

Raquel Lozano Calleja 

Hubiera deseado que aquel momento se pudiera conservar en el tiempo como los apenas treinta segundos en los que Robert Redford le lava el pelo a Meryl Streep en Memorias de África. Ese instante en que el agua es vertido por su cabeza con una simbología cargada de erotismo. El jabón derramándose por la tierra a modo de fertilizador, y ella, ojos alzados y boca entreabierta, en estado de éxtasis. No diré que me cogió por sorpresa. A los orgasmos y a los finales tristes se les ve venir.
El guarda apareció en una zona prohibida para la pesca cuando tenía la trucha más grande jamás vista en mi anzuelo. De nada sirvió que le que le enseñara mi carnet de Juez de Paz envuelto en una funda de plástico. La justicia es la justicia, aquí y en la China Popular, Sentenció.

 

 

Queremos saber tu opinión