Un letrado peculiar

Teresa Álvarez González · Córdoba 

………. Ruego, por tanto, que se aplique el principio “In dubio pro reo”, pues no se ha demostrado otra cosa que la legítima intención de mi acusado de manifestarse, pacíficamente, reclamando justicia gratuita para todos, y de ninguna forma se ha constatado que ejerciendo el citado derecho, rompiese el florero de porcelana china del salón. Alegato de la defensa, presentado por el click-abogado de la colección TURNO DE OFICIO de Famobil, en nombre de Manolín, ante sus progenitores

 

 

Queremos saber tu opinión