Tarde de domingo

Eligio Fernández Silva · Ponferrada (León) 

Irene realizaba la pasantía en el despacho de Cosme Fernández y Asociados. Esa tarde de domingo había quedado con su amiga Clara. Irene se preguntaba si un pasante tendría derecho a huelga, porque en dos meses no había hecho otra cosa que mecanografiar legajos. Clara leyó en voz alta la portada del periódico “Conocido abogado asesinado por el ex marido de su amante. El asesino esperaba en el aparcamiento y cuando vio aparecer a la víctima, disparó sin mediar palabra. A nadie sorprendió ver un hombre armado por la proximidad del club de tiro al pichón. Perpetrada la acción se entregó y sólo dijo “fin de la cacería”. Un escalofrío recorrió la espalda de Irene, recordando la conversación del viernes de don Cosme con la neumática señorita que le acompañaba sentencia en mano: “Pobrecito tu marido –decía-, encima de cornudo, apaleado; sin casa, sin custodia, sin ti…”

 

 

Queremos saber tu opinión