Tarde de otoño

Mª Isabel López-Carrasco Casado · MADRID 

Está muy nublado, hoy no hay parque, ¿Hacemos un pastel de calabaza? -Vale,…Mamá ¿tú eres pastelera? -No,cariño,soy abogada. -¿Agobiada? – También, pero no,… soy abogada. -¿Qué es eso? – Un trabajo muy bonito; a veces ayudas a una persona a entenderse con otra… – ¿Como un puente en donde se juntan? – Sí, parecido, les ayudas a encontrar el lugar donde su historia se cruza con la historia del otro…Otras veces tengo que convencer al juez de que alguien es inocente…tan inocente como tú, cuando te castigué por pintar en la pared de tu habitación y al final los garabatos eran de Anita y no tuyos… – Eso es muy importante…si les libras del castigo – Es verdad…¡Mira, ya está subiendo el bizcocho!… Ahora ¡a pintar un rato!, que tengo que preparar un recurso – ¿De chocolate? – Sí, ¡ a ver si hay suerte y el juez es goloso!.

 

 

Queremos saber tu opinión