María Victoria. Muriel.

Microrrelatos publicados

  • Metamorfosis.

    Todo fue muy rápido, inquietantes pensamientos se agolparon en mi mente. El pinchazo me hizo recordar el artículo del periódico. ¿Realmente hay una ola de casos de sumisión química? Ella me miró distante, era muy hermosa. El despiadado abogado estaba ahora en sus manos. ¿Se puede programar una violación? ¿Debemos creer cualquier manifiesto feminista? Después… desperté aturdido . Aterrorizado descubrí la situación en la que había quedado mi cuerpo. Estoy en silla de ruedas; sensibilizado con la sumisión química a mujeres.

    La juez emitió el veredicto, ella irá a la cárcel. La intrusa, la bella anestesista sin título había transformado una simple operación en una condena de inmovilidad para mis piernas. ¿Qué están inyectando en las discotecas? ¿Qué consecuencias tienen estas drogas?

    Mi metamorfosis profesional ha comenzado, defenderé a las chicas agredidas.

    | Agosto 2022
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 1

  • Testigo mudo

    Sabía que debía cruzar el umbral, pero era tan agradable permanecer en el recinto ajardinado que me resistía a entrar en la sala. El pánico no logró dominarme , entré orgulloso y erguido, marcando el camino que debía seguir el acusado. Ejerciendo con inusual maestría ,nuestro abogado esgrimió sólidos argumentos ante un implacable juez que no admitió ninguna alegación. Nada podía hacer yo para proteger a mi amigo;si no dominas el idioma y nadie puede traducir tu declaración te conviertes en un testigo mudo. Ambos ingresamos en la prisión de Tebas ,en Salamanca,allí observamos una colección de canes de la ONCE interactuando con los internos.¿Se están humanizando las prisiones? ¿A quién intento engañar? Es una injusticia, mi amo es inocente pero nadie escucha el testimonio de su perro guía.

    | Julio 2022
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 2

  • Sentencia absolutoria

    El juez había absuelto al reo. El inocente, esposado, se dirigía de nuevo a su celda. Cosme sonreía satisfecho, mientras el doctor Bermúdez caminaba con visible preocupación.

    Dar el paso para operarse siempre conlleva riesgo, trasplantar una córnea implica preservar el tejido,pero este procedimiento no lo controla el cirujano. Eran argumentos difíciles de refutar y la parte contraria no aportaba claras pruebas de negligencia médica.

    El abogado pensó que había sido sencillo defender la inocencia del excelente cirujano.

    El eficiente doctor siempre conseguía córneas para sus operaciones. En el próximo juicio no se cuestionarían las destrezas de cirujano, se le juzgaba por su habilidad para conseguir donantes.

    Para Cosme todo había concluido, se sentía afortunado por trabajar en un prestigioso bufete con letrados especializados. Ahora era el turno de Oscar, especializado en crímenes.

    | Octubre 2021
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 1