Imagen de perfilQue parezca un accidente

Raquel Lozano Calleja 

En la escuela de asesinos, además de la educación formal en las aulas, nos hacen leer toda la legislación penal actual y nos exigen un mes de prácticas. El valor a la hora de enfrentarnos al mundo laboral es la parte más importante en nuestra formación.
Ya lo sabemos todo sobre armas de fuego, estrangulamiento, venenos… Hasta ahora hemos practicado con innovadores muñecos que parecen reales, bueno y con algún compañero de la escuela de suicidas, pero no es lo mismo. Si se dejan pierde la emoción.
Lo peor de todo es que por un tema de equidad y de no sé qué subvención de fondo europeo, los de la escuela de abogados también han comenzado a practicar con nosotros y de momento, salvo Paco, al que apodamos el Houdini, el resto ya estamos bajo rejas.

 

 + 10

 

Queremos saber tu opinión

8 comentarios