Imagen de perfilAGUA HELADA

Ana María Lezcano Fuente 

Un verano tuve que asistir a un congreso de letrados que debían estar al día en asuntos legales en el ámbito de la enseñanza.
Colegios, desde infantil hasta institutos, demandaban cada vez más asesoría especializada.
Estudiamos desde demandas de padres a profesores por supuesto engaño a alumnos consentidos querellándose con la ayuda de madres contra docentes ingenuos, pasando por profesores metidos en abusos sexuales o menores grabando supuestas torturas en los baños.
Había incongruencia y desatinos varios además de casos de verdadera injusticia.
Declarar- en determinados casos- parecía una tarea ímproba.
En las largas sesione me estuve machacando la mente sin parar.
Mi consuelo era el agua.
La de beber, que también, pero sobre todo la de los largos baños que me daba al atardecer en aquellas aguas gallegas que cortaban el resuello.
Colapsaban todas mis dudas…

 

 

Queremos saber tu opinión