Imagen de perfilENSAYOS

Eva María Algar García 

Recuerdo a mi padre en el año 2006, ataviado con mi corbata y mi capa de Harry Potter, ensayando el juicio contra la empresa Boliden, ocho años después de la rotura de la presa minera. Caminaba de un lado a otro del pasillo, gesticulando y recitando con voz grave: “Ustedes eran responsables de proteger marismas y bosques de la terrible contaminación que los devastó. Ustedes aniquilaron ecosistemas protegidos y, defendidos por mafiosos abogados, peregrinan de un Juzgado a otro sin reparar el daño causado…”

Ha transcurrido mucho tiempo desde aquel desastre ecológico; la vegetación volvió a brotar y la fauna autóctona se recuperó, pero se gastaron millones de euros para descontaminar de metales pesados la zona y aún hoy continúo luchando por conseguir una indemnización, como hiciera mi padre.

Mañana tengo otra vista. Y aquí estoy, declamando en el pasillo con capa, corbata…y varita mágica. La voy a necesitar.

 

 + 31

 

Queremos saber tu opinión

38 comentarios