Imagen de perfilAlegato natural

Juan Manuel Chica Cruz 

Yo era el hermano idealista, el biólogo soñador, mochila a la espalda por bosque y desierto y él, abogado mercantil,el legalista, maletín en mano por despachos y juzgados, con los pies en el suelo. “Y tus bichitos cómo van. Yo sí que trabajo en una jungla con fauna peligrosa”, me decía como comparando mundos diferentes, pero opuestos.
Naturaleza versus civilización.
No hacía mucho caso cuando le hablaba del peligro de la destrucción de la naturaleza. Pensaba que aquello no iba con nadie, concentrado en su feroz mundo empresarial plagado de demandas que no paraban de brotar como al inicio de aquellos focos de infectados durante la pandemia. Ahora sí, escucha preocupado cuando le alerto de las consecuencias de degradar cualquier ecosistema donde microorganismos al acecho pueden saltar de pangolines y otras especies al ser humano sin nada que nos pueda proteger. Mundos diferentes, pero que debieran ir de la mano.

 

 + 25

 

Queremos saber tu opinión

28 comentarios