Imagen de perfilSÍNDROMES

Nicolás Montiel Puerta 

Recorro la acera arriba y abajo, frente a la puerta del bufete de abogados en el que mi hijo Mateo aspira a trabajar si la entrevista que le están realizando prospera.
– Con tu corbata de la suerte, el empleo es mío, papá – ha dicho con su lengua de trapo esta mañana frente al espejo.
Su madre y yo hemos sonreído un instante, orgullosos de su optimismo, de su crecimiento permanente, absolutamente convencidos de que Mateo es productivo para esta sociedad. Quiere ser abogado y ya ha empezado a leer el tocho de Derecho Civil de Díez-Picazo que le he comprado en Amazon. El año que viene se matriculará en la universidad.
Si consigue el trabajo, de auxiliar administrativo, Menéndez & Mortimer Asociados se llevarán un regalo. Mateo tiene como misión promover la alegría a su alrededor. Su Síndrome de Down es inclusivo, a diferencia del nuestro.

 

 + 49

 

Queremos saber tu opinión

44 comentarios