Imagen de perfilJUSTICIA SOSTENIBLE

PILAR ALEJOS MARTINEZ 

Al revisar el correo del bufete, llamó mi atención un sobre verde chillón. La palabra «URGENTE», en rojo y en mayúscula, destacaba en la parte delantera. Venía sin remitente. Eso aumentó mi curiosidad y lo abrí de inmediato. Contenía una carta solicitando que la representase para luchar por el cumplimiento de los «Objetivos de Desarrollo Sostenible», necesarios para vivir en diversidad y conseguir un futuro mejor. Eran desafíos globales, tales como la pobreza, la desigualdad, el clima, la degradación ambiental, la prosperidad y la paz. Tendría que proteger el ecosistema; promover una educación de calidad para todos los niños; levantar la voz contra la discriminación; solicitar medidas urgentes para combatir el cambio climático, etcétera.
Me conmovieron tanto sus palabras que se convirtió en mi cliente cuando descubrí que se llamaba Violeta. Había decidido escribirme a mí, en lugar de a los Reyes Magos, porque no necesitaba regalos, sino justicia.

 

+115

 

Queremos saber tu opinión

26 comentarios