Justicia e Igualdad

Tania María Pérez Pérez · Sevilla 

Siempre pensé que podría llegar a ser el mejor abogado de la ciudad. Nunca dudé de que la justicia, para ser realmente justa, debe poderse alcanzar por cualquier persona, independientemente de su condición. Hoy puedo decir que me encanta sentir el estrés del día previo al juicio y que disfruto con el cosquilleo que siento al traspasar las puertas de la Sala. Cuando un cliente me confía su defensa, se convierte en un amigo, un confidente por el que lucharé como si estuviera en juego mi propia libertad . Y cuando llegan las victorias siento que mi vida realmente tiene un sentido. Amo mi profesión y esto me ayuda a amar la vida. Mi nombre es Julio y tengo síndrome de down. ¡¨Puedo ayudarte?

 

 

Queremos saber tu opinión