Maria Luisa González Brito

Microrrelatos publicados

  • "El ecosistema"

    Llevaba cuatro años con un único pensamiento, recuperar el ecosistema. Me atormentaba la idea de no haber hecho todo lo que estaba en mis manos. Pero me sentía agotado.
    Estas últimas noches habían sido una tortura. En ocasiones me costaba conciliar el sueño, sentía falta de aire y cuando amanecía un nuevo día el tiempo viajaba a contrarreloj.
    Sólo cuando mi abogado me comunica la sentencia firme pude ganarle el pulso a tanto estrés, sufrimiento, insomnio, volverme loco recabando información y recopilando pruebas para brindarle un sorbo de felicidad a mi anciano padre, en los, cada vez más inexistentes, momentos de lucidez.
    -El ecosistema,dijo sin apartar la mirada del pleiteado cuadro que ya colgaba en el lujoso salón familiar, lo pintó tu abuelo para tu madre. Observa cómo el frondoso bosque intenta proteger a toda la fauna y la intensidad de la luz hace brotar la armonía de colores ".

    | Mayo 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 26

  • "Demostrarlo fue un arriesgado reto"

    Representar aquella situación se había convertido en una aburrida rutina. Primero ante la policía, luego ante su abogado y ahora ante el Juez.
    Lo que aconteció en una única ocasión se transformaba en una ya consuetudinaria declaración.
    Su Señoría le observaba perplejo mientras aquel extraño sujeto narraba los hechos.
    - "¿Confiesa usted que, disfrazado de Papá pitufo con un calcetín rojo en la cabeza y armado con un machete y una pala, allanó una propiedad privada causando daños irreparables en un jardín y provocando el pánico entre los vecinos para llevarse un desfavorecido y malogrado cactus de silueta amorfa porque, según ha manifestado usted mismo, es una fuente incalculable de felicidad?
    - " Lo confieso".
    Una tímida risita brotó de su abogado. Su Señoría levantó la vista. Todos los presentes arrojaron tal explosión de carcajadas contenidas que contagiaron al propio Juez.
    Parecía que la felicidad había inundado aquella seria Sala.

    | Julio 2019
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 37

  • "Dos hombres y mi destino"

    Mientras me abotonaba la camisa contemplé, a través de la ventana, el cielo azul y despejado. Aun así consulté, en el móvil, el parte meteorológico. Parece que se prevén fuertes vientos e intensa lluvia en toda la comunidad autónoma de Madrid.
    Antes de salir me aseguré de llevar el maletín, la toga y el paraguas. Me espera una vista importante. Debo llegar con tiempo suficiente y en condiciones.
    De camino a la estación de metro me vi sorprendido por una acalorada discusión entre dos hombres y sin darme cuenta me vi envuelto en aquel pleito improvisado. Se trataba de un taxista y el conductor de un vtc. Mis intentos por conciliar a aquellos dos irracionales resultaron infructuosos.
    Miré mi reloj. Había perdido la noción del tiempo. El metro me quedaba ya muy lejos. Aquellos hombres parecieron percatarse de mi situación y al unísono preguntaron, ¿necesita un chófer, señor?

    | Febrero 2019
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 22

  • "La promesa"

    Caminé a hurtadillas por el escalofriante pasillo procurando no ser descubierto por Rosita, la que fuera durante años, secretaria de mi padre.
    Entré en su despacho desierto. Todos habrían acudido a su funeral. Nadie me echaría en falta pues hacía dos años que no nos hablábamos. Seguramente me habría desheredado por disfrutar de una ludópata vida llena de deudas.
    "El invicto", "el rey", lo apodaba la prensa por haber ganado, como abogado, tantos casos mediáticos de famosos. Los periodistas le temían.
    Sus casos trascendían más allá de su agitada profesión y su nombre traspasaba las fronteras del país.
    Abrí la caja fuerte. Una bolsa vacía, una loción. Nada. Espera... una nota para mí. "Querido hijo,me encargué de saldar tus deudas. Ahora te toca a ti cumplir tu promesa".
    Contemplé su rostro en aquel cuadro. Con lágrimas en los ojos, dije :"Cumpliré, padre".
    La promesa quedará entre él y yo.

    | Enero 2019
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 13

  • "Si pudiera hablar"

    Este año cumplo cuarenta tacos y celebro mi aniversario con entusiasmo porque no es que sea muy joven pero tampoco mayor.
    Me encanta mi trabajo, sobre todo, amparar a toda la ciudadanía que recurre a mí cuando son violados sus derechos fundamentales.
    Muchas veces soy tema de conversación y de discusión tanto a nivel social como político pero me siento protegida por doce magistrales guardaespaldas que no permiten que yo sea agredida ni se contradigan mis doctrinas.
    No sé exactamente si nací con la democracia o la democracia nació conmigo pero lo que sí sé es que mis principales valores son y serán la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

    Yo, la Constitución.

    | Octubre 2018
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 2

  • "Tu recuerdo en mi recuerdo "

    En la soledad de la habitación, te recuerdo,como el primer día que supe quien eras. Me decías: "voy a trabajar, nena" y salías con tu traje oscuro, tu cabello bien peinado, tus zapatos brillantes y esa bata negra que colgaba siempre de tu brazo. Mi incansable abogado.

    En la soledad de la habitación, te quiero, como el primer día que supe quien eras. Me decías: "eres lo más bonito del cielo" y me enseñaste el verdadero significado del verbo amar. Mi perfecto adulador.

    En la soledad de la habitación, te escucho. Sólo el silencio me habla. Esa maldita enfermedad llamada alzheimer. Se cree victoriosa y no permite contestar a tu memoria, por eso me donas en vida tu recuerdo para repudiar al olvido.

    Ahora, frente a ti en tu convalecencia, te hablo para recordarte y quererte como el primer día que supe quien eras. Mi adorado PAPÁ.

    | Septiembre 2018
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 2

  • A él y sólo a él

    Contemplaba mi anillo con discreción. Había pertenecido a mi familia durante generaciones y mi padre me lo regaló el día en que aprobé las oposiciones a juez. Nunca olvidaré sus palabras: "Te ayudará a recordar, cada vez que lo mires, que a partir de ahora eres como el médico, la vida de las personas estará en tus manos, actúa siempre con razón y justicia, hijo". Desde ese momento decidí censurar todo lo malo de mi vida y abogar por un futuro con albarán.
    Él, con su pelo blanco, su bastón entre las manos, dispuesto a recibir un homenaje por su brillante carrera profesional, me hacía sentir orgulloso porque me había enseñado no sólo ese complicado idioma jurídico que desde pequeño había escuchado sino que además había sido ejemplo vivo de extraordinaria oratoria para mí.
    Ahora, sentado junto a él, aplaudo al sabio juez, a él y su maravillosa vida.

    | Junio 2018
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 1