La importancia del factor clave

Paula Junquera Carruébano · Gijón- ASTURIAS 

Aquel día sentí una fuerte presión sobre mi cuello que me hizo bajar de la nube a la que me había subido en algún momento de mi vida que ahora no lograba recordar, y entender que la abogacía no sólo requería de conocimientos y aptitudes, sino de su perfecta combinación con un factor clave: la experiencia. Esa lección no la asimilas en período formativo y sólo llegas a darte cuenta de ella cuando te la tienes que dar, por mucho que la hayas escuchado previamente en boca de sabios, de la misma forma que el dueño del chiringuito de playa no advierte la inestabilidad del negocio hasta el invierno. Entretanto juegas a crear una identidad que ni tú mismo te crees, y asesoras al cliente tras recibir una cedula de emplazamiento, deseando que todo cambie y el arbitraje se configure como vía previa.

 

 

Queremos saber tu opinión