Jekyll & Hyde Abogados

David Guijosa Aeberhard · San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) 

Pago las deudas con plomo, mi premio es el gatillo. Se diría que mato por placer y es cierto. Hasta ahora no he fallado nunca, no he cogido ni un catarro, no me tiembla el pulso. Reparto bien el oficio, soy internacional. Mi jurisdicción es el planeta. Nunca descuido el estilo en cada trabajo, mi intención es la reforma del método. La víctima es la estrella de mi obra. Cuando ejecuto un asesinato estoy sublimando un arte, quiero desmayar a Stendhal. Y al acabar siempre reservo un momento de tranquilidad y medito. Apago la Play Station y repaso mentalmente las puntuaciones. Me voy a la cama. La bombilla emite un suave zumbido antes de desvanecerse, la adrenalina se diluye por mi cuerpo y me siento despejado. Mañana será el traje impoluto, defensas, expedientes… jerga de abogados. Pero luego vendrá la noche y yo seré la condena.

 

 

Queremos saber tu opinión