Al calor de las palabras

Joaquín Rodríguez Hurtado · Mutxamel 

Querida amiga: De todo aquello que perdimos, con sus grandezas y sus miserias, su cultura y su incultura lo que más añoro es el gazpacho de mi tierra del sur. Tú, tan europea y moderna, imagino que soñaras con tus yogures refrigerados y con sabor a edulcorantes. ¿Recuerdas que ya nadie creía en la guerra? Desde luego no a estos niveles, ni aquí ni ahora; ¡qué incredulidad cuando las bombas cayeron y el mundo civilizado se vino abajo! Ahora la sinrazón se ha adueñado de todo. Aquí somos pocos, todos jóvenes menos un abogado mayor, un hombre ecuánime y bondadoso. Con su asistencia estamos saliendo adelante, nos organiza y media en nuestras disputas…. Esta noche hizo frío, no veas cómo ardían sus expedientes, nos calentamos al calor de tres divorcios y tres tomos de un contencioso administrativo. El abogado reía y lloraba, sus escritos al final servían para algo

 

 

 

Queremos saber tu opinión