¿Y?

Mariella del Riego Machado · Sant Joan Despí (Barcelona) 

El portazo evidenciaba que la incorporación al trabajo tras su boda no había sido fácil para Elena. A modo de saludo masculló una palabrota y vociferó —¡Jamás en todos mis años de jueza me he sentido tan absurda, tan ridícula, tan…! —No será para tanto, mujer. —¿Qué no será para tantooooo? –respondió mientras se descalzaba lanzando los zapatos en direcciones opuestas. —De una detención durante el carnaval me traen a un tipo disfrazado de juez. Al entrar en la sala y verle vestido de tal guisa le ordené que se desprendiese del estúpido disfraz. —¿Y? —Que blandió el birrete y sin dejar de mirarme orgullosamente dejó caer lentamente la toga al suelo. —¿Y? —Que viendo el tamaño de lo que era su motivo de orgullo, le ordené, tartamudeando, que se volviese a vestir. —¿Y? —¡Y que esta noche me dolerá la cabeza! Que lo sepas –chilló.

 

 

Queremos saber tu opinión