Pablo y el mes de julio

Juan Álvaro Fernández · Madrid 

El viernes fue la graduación de mi hermana, que se licenció en Periodismo y su birrete estuvo sobre mi cabeza durante todo el acto, mientras mi padre, orgulloso, no paraba de hacerme fotos, ¡no era yo el protagonista! El sábado fue la boda de la mejor amiga de mi madre y los invitados insistían en agarrarme los mofletes con fuerza, diciendo cuanto me parecía a mi hermana, y para colmo, no podía decir palabrotas, no podía contestar a la gente, ni pude quedarme en casa, jugando a la Play, como pretendí. ¿Y hoy? ¡Lo que me faltaba! Mamá, que es abogada, tiene que asistir a la detención de un cliente suyo y como no me puedo quedar solito en casa, tengo que ir con ella. Estoy empezando a pensar, que es mejor tener cole en julio.

 

 

Queremos saber tu opinión