La boda

Mar González Mena · Burgos 

Fue todo un detalle que me invitaras a tu boda. Querías demostrar con orgullo que después de un apasionado amor puede quedar una bonita amistad. Me pareció gracioso llevar el birrete de nuestra graduación en la facultad de Derecho y cuando el cura realizó la consabida pregunta no pude evitar levantarme, lanzarlo al aire y renovar nuestro grito de guerra – ¡Sexo, juicios y rock and roll!-. Puedo comprender que nadie se riera ni gritara conmigo, pero lo de la policía y la detención por escándalo público me pareció excesivo, por mucho que a tu tía Engracia le diera un infarto al verme desnudo.

 

 

Queremos saber tu opinión