Gracias, amor

Jesús S. Martínez Díaz · Lleida 

Gracias, amor, gracias por dármelo todo, todo, todo. Gracias por cederme el piso, el chalecito de Marbella, las acciones, el Bentley, el yate y el control de las cuentas. Espero que estés relajado tras estos días de cura de sueño y te sientas tan feliz como me siento yo. Si, querido, exactamente lo que estás pensando: los papeles que firmaste hace una semana eran algo más que la petición de divorcio. ¿Herido en tu orgullo? Por favor, amor mío, recuerda: no hay que decir palabrotas. Además no soy tan mala: en tu bufete, dentro de tu birrete, te he dejado mil euros, en monedas, para que te administres mejor. Amor, un consejo: no organices un escándalo. ¿Te imaginas la foto de mi detención en primera plana?
Adiós, amor. Besitos
Tu “Cuchi-cuchi”.
PD: Tu ex socio te manda recuerdos. Comprende que no te invitemos a nuestra boda.
Más besitos.

 

 

Queremos saber tu opinión