Tribunal electrónico

Mario Bolo · Buenos Aires (Argentina) 

Informe Confidencial Señoría, nuestro pueblo, con sus casitas encaladas y sus calles de arena, fue escenario de un evento trascendente: la implantación del Tribunal Electrónico. Como sabeis se trata de una computadora programada para aplicar jurisprudencia. Pero quería llamar vuestra atención sobre la verdadera innovación: el “casco”. Este dispositivo captura directamente del cerebro recuerdos, motivaciones, circunstancias. El acusado se lo coloca y al instante la máquina emite el veredicto y la condena. Tal como lo ordenasteis, la prueba inaugural la hizo nuestro alcalde. Pobre, hubo que deponerlo. Pero después no hubo inconvenientes. Al contrario: procesos que antes tomaban años, ahora llevan segundos. La empresa proveedora ha dejado instalada en la Sala de Audiencias una maqueta de verdugo mecánico, equipado con un digestor que convierte los cuerpos en abono. Hicieron incluso una demostración utilizando a un ladronzuelo del lugar. Estoy seguro de que Vuestra Merced estará encantado con los resultados obtenidos.

 

 

Queremos saber tu opinión