Arrebato

Isabel Fraile Sánchez · Arucas (Las Palmas de Gran Canaria) 

“Debe entender mi actuación igual que yo respeto su condena… Es su trabajo. Verá señor Juez, siempre he sido una persona tranquila, nunca me he metido en problemas, yo he ido a lo mío, a mis cosas. Desde niño me han tratado psicólogos y psiquiatras, todos coinciden en su informe que mi empeño en aislarme no es normal. ¡Tonterías!, soy feliz estando solo, construyendo maquetas de cosas y lugares que veo o que imagino. Pequeños mundos realizados con detalles diminutos llenan mis días, mi vida entera. Pero mis padres pensaron que con la venta de mis creaciones, tan perfectas, se harían ricos. Me negué, claro, nadie puede tocar mis obras, ¡son mías! Insistieron… Fue un arrebato que no pude controlar. Los enterré en la arena, la subida de la marea hizo el resto. Por cierto Señoría, ¿me permite realizar una maqueta de esta sala? Prometo enviarle fotos”.

 

 

Queremos saber tu opinión