La Herencia

Benigno Rodolfo Palero Valdivia · Lima (Perú) 

A medio festejo de la boda del novel abogado Copertino Morales, su padre, también abogado, tomó la palabra: Señoras y señores, hoy, por la divina providencia se casa mi amado hijo, mi cachorro, y le hago entrega de estos doce expedientes que han sido tradición en la familia. ¡Cuidadlo y defendedlo con honor, hijo mío! Los asistentes aplaudieron el rito, algunos sin entender casi nada sobre tal solemnidad. Pasados seis meses, Copertino, lleno de júbilo avisó a su padre por teléfono: ¡Padre, he resuelto todos los expedientes que Ud. me dio! Luego de un profundo silencio, el padre contestó: ¡Qué estupidez, hijo! ¡Esos doce expedientes dieron de comer, vestir y tener lujos a tus abuelos y a nosotros…! ¡Eran los flotadores de la familia! Tu deber era extenderlo a la próxima generación… Bueno, ahora jódete.

 

 

Queremos saber tu opinión