POCA GENTE ENTIENDE

Alicia Pardal Mesa 

Hoy reencontré mi roja beca universitaria. Ese cachivache me evocó los recuerdos más profundos de aquella tarde ante el decano de la Universidad, quien nos dio el más conmovedor y empalagoso discurso sobre el futuro, a veces difícil, que nos esperaba al comienzo del ejercicio profesional. Somos confidentes, psicólogos, asesores, negociadores¡€™Hacer justicia es nuestra causa pero no está en nuestra mano, algo que, quizás, poca gente entiende. Ni dictaminamos, ni resolvemos, aun así, no lograr la justicia personal o las soluciones que cada cliente anhela conlleva el reproche y el enjuiciamiento profesional. Nuestra tarea es ayudar, para ello tenemos las bases del conocimiento jurídico, pero necesitamos abrir el candado de nuestra imaginación y dejarla volar en cada defensa. Establecer las bases de la justicia es deuda del sistema y no del abogado, pagar contra éste las posibles carencias del proceso sería como matar al mensajero por traer malas noticias.

 

 

Queremos saber tu opinión