Mal fario

Nicolás Jarque Alegre · Albuixech (Valencia) 

Existen las casualidades, los días lluviosos, la mala suerte, ¿sí, verdad? La semana pasada irrumpió en mi despacho una mujer, aprovechando que mi secretaria se había ausentado. Tras presentarse, me indicó que el servicio telemático del portal “Buen ciudadano” le había asignado mi dirección para realizar su consulta. Dudé, aunque por la escasez de clientes que sufrimos, asentí y le solicité que me contase. No vaciló y disparó su pregunta. «Si asesino al amante de mi marido, ¿cuántos años me corresponderían?». Sonreí incrédulo, pero sus ojos inquisitivos me insistieron y, tras un silencio incómodo, mi profesionalidad le contestó. «Se contempla un baremo de penas que oscilan de diez a quince años, dependiendo de atenuantes…». Su aparatosa salida del despacho me detuvo, y me dejó frente a su bolso olvidado. Confieso, que dada su espantada, profané sus pertenencias y entonces descubrí, horrorizado, mi fotografía en medio de una diana.

 

 

Queremos saber tu opinión