IMPAGABLE

Eva María Cardona Guasch · Ibiza (Islas Baleares) 

Soy un excelente abogado, capaz de cuidar de los intereses, negocios y finanzas del más exigente de los clientes. Mis minutas suelen ser importantes, sí; pero no se engañe: el dinero no es mi talón de Aquiles. En todo caso, peco de una vanidad que inunda mi alma, mi cabeza y mi lenguaje. Sé que la jactancia está mal vista desde la antig¡edad pero no pecaré de modestia fingida. Soy bueno, se lo repito, y mi reputación es aún mejor. He ganado el privilegio de elegir para quien trabajo. Por eso no acepto su encargo de dar cobertura jurídica o apariencia legal a lo que considero una estafa. No lo haré, aunque doble mis honorarios habituales. No, tampoco por el triple, no se esfuerce en aumentar la oferta. Mi honorabilidad no es cosa de licitar. Mi tiempo tiene un precio; mi conciencia, no.

 

 

Queremos saber tu opinión