Héroe Anónimo

Ceferino Gómez Delgado · Puerto de Santa María (Cádiz) 

Pese a su ajada toga y aquella mirada desencantada siempre me pareció un ciudadano especial, siempre ofrecía su consulta a los más desfavorecidos, nunca quiso utilizar baremos espurios ni supo manejar odiosos aparatos telemáticos pero el bolso de su memoria, aunque roto y deshilachado, acumulaba besos de niños huérfanos, abrazos de ex-convictos, miradas tiernas de adolescentes rescatados del naufragio, gracias susurradas de viudas, tiernas miradas de pobres pensionistas estafados e infinitos suspiros de alivio de mujeres maltratadas, por todo eso nunca tuvo rival en tribunal alguno aunque a simple vista sólo se tratara del compañero enajenado.

 

 

Queremos saber tu opinión