Evasión Adictiva

Eva María Cardona Guasch · Ibiza (Islas Baleares) 

Todo empezó como un pasatiempo esporádico. Dice que sólo pretendía probar, experimentar con algo nuevo y relajante. Ahora aprovecha cualquier momento de calma para alejarse del mundo. Si empieza, no controla. ¡A su edad! Ella, que quiso ser abogada para vivir pegada a los problemas cotidianos de ciudadanos corrientes. Ella, que en lugar de fotos de sus nietos, guarda en el bolso un Código Civil. Me cuenta que llevaba tiempo agobiada con tanto cambio de leyes, baremos, tanto avance telemático. Necesitaba algo relajante en medio de la vorágine diaria de juicios, consultas, demandas, conflictos y relaciones beligerantes. Buscaba un recurso para aislar su mente de vez en cuando. Mejor aún, para crear una ficción alternativa con la que sobrellevar la tensión cotidiana. Finalmente dio con el remedio ocasional, que se ha convertido en adicción: primero fueron los microrrelatos; ahora dice que se atreve con una novela. Sobre abogados, claro.

 

 

Queremos saber tu opinión