Defender al defensor

¡µngel Tormes Alberdi · Donostia-San Sebastian 

Rellenaba con desgana el impreso de solicitud de la justicia gratuita. Para obtenerla, era preciso ser prácticamente indigente y él, tras una vida dedicada al trabajo vocacional, por desgracia lo era. El último punto del formulario que tan bien conocía lo cumplimentó con una mezcla de pena, rabia e incredulidad. Objeto de la defensa: Reclamar al Estado el pago de los turnos de oficio que me debe.

 

 

Queremos saber tu opinión