CÓMO CAVAR TU PROPIA TUMBA

SANTIAGO J. LORENTE CASTILLO · LAS PEDROÑERAS (Cuenca) 

Servicio común de notificaciones y embargos. Firma aquí, dijo sin mirarme el funcionario de turno antes de entregarme la copia de una demanda cambiaria. Tienes diez días. Un ejército de hormigas recorrió mi estómago y atravesó mi cuerpo hasta la nuca. Me estaban reclamando 45.850 euros más otros 13.755 para intereses y costas en una acción regreso, por un talón que me entregó aquella constructora para la que tan duro trabajé y concurrí en tantas ocasiones para, en su nombre, licitar todas aquellas obras públicas. A pesar de mi antigüedad y experiencia en la profesión, me sentí como un necio, más bien como un novato. La cabeza se me iba. Probablemente tendría que afrontar aquella deuda. El trabajo realizado y la minuta sin cobrar, pues la constructora ya había entrado en el concurso de acreedores que yo mismo había solicitado ante el Juzgado de lo Mercantil de Albacete.

 

 

Queremos saber tu opinión