SIN RENCORES

SILVIA MERINO MORALES · VALENCIA 

Hoy es veintisiete de Junio de 2011. Nunca me olvido de esta fecha porque es el cumpleaños de mi abogado. Le tengo siempre muy presente, ya que él llevó la defensa de mi caso. Volver a verle personalmente después de 20 años me produce mucha ansiedad pero tengo que mantener la calma. Que me condenaran a 20 años de cárcel sin posibilidad de reducción no fue culpa suya, aunque dos años después se casara con la juez que llevó la instrucción de mi caso. Eso sólo fue una coincidencia. Por eso, para demostrarle que no soy reconroso, este año que por fin soy libre, le voy a llevar un regalo. Es una tarta muy buena, pero tiene sorpresa, está rellena con un tóxico muy potente y que no deja huella, espero que cuando su mujer y el lleguen al cielo, no les hayan cerrado las puertas con candado.

 

 

Queremos saber tu opinión