Necesidad

Cecilia Natalia Alvarez · Rosario - Santa Fe - Argentina 

Las palabras atragantadas se vuelven tóxicas con el tiempo. A veces las siento deambular por la garganta impacientes por romper el candado que las retiene y salir al mundo a cumplir su cometido: decir. Con los años he desarrollado un método para no morir envenenada, simplemente de vez en cuando dejo escapar alguna. Es así como pude soportar diez ataques de ansiedad, veintitrés promesas incumplidas, cuatro desilusiones y noventa mentiras a lo largo de cuatro años de matrimonio. Pero sabe Dios que todo sistema puede fallar y aquel día, entre charlas de juzgados de instrucción y Derecho Penal, vomité sobre su torta de cumpleaños cuatro mil setecientas palabras que lograron lo impensado, que treinta abogados, sus colegas y él, perdieran la capacidad del habla por diez minutos completos. Yo recuerdo sólo las últimas «necesito huir de ti» seguidas de un portazo que resonó hasta el séptimo piso.

 

 

Queremos saber tu opinión