Cortisona

Alejandra Joanes Martínez · Benifaió (Valencia) 

La alergia que le salió a los cuadernillos Rubio de verano, se ha sustituido por apuntes sobre la Declaración Universal de los Derechos Humanos y todas las nimiedades que se ve obligado a memorizar. “Estudia derecho y te harás un hombre de provecho”. Román aún recuerda las palabras de su padre, un viejo soldado con grandes sueños para su hijo en la milicia, pero que tras observar su torpeza en los deportes y su verborrea para conseguir repetir postre, optó por encauzarlo, muy amablemente y sin preguntar, al mundo de la abogacía. Como si de un simple testigo se tratase, Román ve como su vida la han escrito otros y ya sin preguntar ni argumentar, se acerca a la nevera en busca de otro pedazo de pastel. Una nota descansa sobre la tarta: “Hemos salido, ayuda a tu hermana pequeña a terminar sus deberes”. El sarpullido vuelve a salir.

 

 

Queremos saber tu opinión