Un sentimiento

Lucía Domínguez Bóveda · Vigo/Pontevedra 

Miro a mi alrededor. Encuentro caras conocidas. Al final, siempre estamos los mismos. Sonrío a Paco, que con una mano sujeta una pancarta. La otra aprieta con fuerza la mía. La gente se mueve como si solo fuera una persona, en un gran bloque. Intento hacer memoria y recordar mi primera manifestación. Quizás de aquella estudiar derecho solo era un proyecto futuro. En aquel momento, mi mano no la sujetaba Paco. Y en la otra quizás tenía una bandera con una estrella roja. Pero eso no era lo más importante. Lo importante era el sentimiento. ¿Quién recuerda qué pedíamos de aquella? ¿Tal vez un referéndum sobre el Estatuto de Autonomía? Han venido muchas después, pero esta es la primera en la que nos vestimos con la toga.

 

 

Queremos saber tu opinión