RECOMPENSA 48

Mercedes Sáenz Blasco · Mérida (Badajoz) 

Ojo al dato, señores. Cinco años de certamen. Cuarenta y siete microrrelatos. ¡Ni uno solo seleccionado! No se imaginan el trajín que, mes a mes, me he llevado para ser capaz de esgrimir un texto con el lenguaje propicio. Yo, un paleto de libro. Horas y horas en la biblioteca de la facultad de Derecho. Noches enteras aprendiendo el significado de palabras como: alegato, querella, sentencia, punible, ilícito, usufructo?Les odié. Sí, les odié a muerte. Pero no se alarmen, que no hay mal que por bien no venga y afortunadamente supe encauzar mi ira por un camino fructífero. A partir de hoy ya no volveré a molestarles con la mediocridad de mis letras. Valga pues esta carta como desistimiento de mi frustrado sueño de ser escritor y quedo a su entera disposición en mi nuevo bufete sito en la calle Recompensa 48. Y pelillos a la mar.

 

 

Queremos saber tu opinión