RECETA

Jordi de Domingo Miquel · Quart (Girona) 

Del jolgorio al ocaso en segundos: todos los accionistas de Farmahappy S.A. presentes en la fiesta quedaron petrificados al escuchar, en la televisión de plasma que presidía la sala, que su producto estrella, el medicamento Antirremordimentia, sería retirado de la circulación. Aunque no ostentara la titularidad del caso, el juez que llevaba la instrucción se mostraba implacable. Los estudios (no concluyentes) sobre la ceguera que provocaba a largo plazo dicho producto, ahora que habían salido a la luz, parecían haberlo exacerbado. Tampoco debía haber ayudado cierto pseudochiste privado sobre maletines, carreras políticas… Aquello iba a ser más sonado que Bárcenas y las preferentes juntos. En un momento, arruinados en liquidez y reputación. Y si se demostraba que sabían de antemano lo de la invidencia, sus lustrosas americanas devendrían pijamas de rayas… – Nos condenarán –sentenció el presidente. – ¿ Qué hacemos…? – Guárdense una pastilla para después del veredicto.

 

 

Queremos saber tu opinión