Pancracio y la hortaliza lesiva

Antonio Zamora Rodríguez · Odena (Barcelona) 

El pueblo contra Pancracio-Sumario 1/2015. Así se conoció el primer proceso penal visto por el Tribunal Supremo de Torremolinos, una vez proclamada su independencia y secesión del Reino de España. En la soberana Corte se dirimió, ya en segunda instancia, si Pancracio, funcionario de piscinas, bañeras y duchas, según la Ley de playas y protección del turismo 23/14, debía ser condenado por lesiones al confundir una remolacha con un juguete erótico, produciéndole graves lesiones a su esposa en las partes pudendas.Su letrado suplicó que el ilícito debía quedar en falta, alegando falta de dolo y exceso de alcohol. La disculpa no progresó y Pancracio sería condenado a dos años de prisión. La noticia corrió como la pólvora y todas los sex-shop se apresuraron a retirar tan noble hortaliza de sus escaparates.

 

 

Queremos saber tu opinión