MAR DE ESTRELLAS

CRISTINA LÓPEZ RODRíGUEZ · LAS PALMAS DE GRAN CANARIA 

Mi memoria sabe que fueron ciento una estrellas de mar las que salvamos de la recogida masiva en una playa dibujada por la Costa da Morte, donde turistas y vecinos de la localidad las arrancaban de la arena bañada por las olas, en un enfervorizado arrebato por disecarlas y convertirlas en un “souvenir” gallego. No olvido la impotencia que sentí siendo niña por no haber podido salvar personalmente a los ciento un dálmatas de las garras de Cruella De Vil; motivo por el cual estudié leyes, para abogar por los derechos de los animales. Y fue esa misma rabia la que me impulsó a organizar un espontáneo referéndum, que resultó un éxito rotundo tras mi manifestación infantil sobre los dibujos animados que marcaron mi destino. Desde entonces, mi cartera de clientes cuenta con ciento una estrellas famosas, y la sala de espera de mi despacho parece el Arca de Noé.

 

 

Queremos saber tu opinión

1 comentario