Los nuevos indignados

Maria del Mar Suarez Sanabria · Noáin (Navarra) 

La manifestación de las togas negras fue multitudinaria. Era intolerable, publicaron en su muro, que les redujeran un treinta y uno por ciento de la fibra de algodón utilizada en su confección, en favor del poliéster.
El juez estrella condenó a la Ley de Tasas Judiciales y Costas por desacato y obstrucción a la justicia. No hizo ningún comentario a los medios de comunicación.
La memoria histórica, que no quería ser menos, solicitó un referéndum. Twitter se colapsó.
La Justicia, ante esta crítica situación, olvidó que era ciega.

 

 

Queremos saber tu opinión