LEYENDA DE FELPUDO

LOURDES ASO 

En el felpudo del segundo pone “mi vecino es moroso, yo pago”. Ante la proximidad de la Junta General, el señor Presidente repasa el párrafo cuarto: otorgar poderes para nombrar abogado y procurador… que medien en el conflicto. Parece que cuando la derrama amenaza los bolsillos, la asistencia está asegurada y la falta sin delegar en otro, otorga la renuncia al derecho de pataleo. El despacho con quince días da pie para mucho. Corren apuestas vecinales sobre cuanto aguantará la alfombrilla en su sitio antes de que el indignado la lleve al contenedor. Y también qué pasará en el capítulo de ruegos y preguntas. El del quinto plantea una demanda por el estrés que le causan las broncas de pasillo. Dice entra el seguro comunitario los daños colaterales del cálculo renal exacerbado. “Urge juez a prueba de bomba” aparece en el portal. Me apunto.

 

 

Queremos saber tu opinión