IN DUBIO PRO «VALORES»

PAQUI SERNA CABEZAS · ALCOY (ALICANTE) 

El gran teatro de la vida. Allí estaba yo, absorta marioneta disfrazada de letrada esperando movieran mis cuerdecillas. Abstraída, recordé decálogos de eruditos catedráticos, empadronados hoy en Chirona por malversación de fondos, y rememoré lecciones moralistas de mamá, antes de emigrar con su «legítimo» amante Italiano. Reaccioné al silbido del «Asesino de Pascua», como así le llamaba la prensa, y vacía, cual contrato sin cláusula, entré en sala. Tras la noche en vigilia, preparando el guion del goloso pleito, experimenté cierta extenuación mental al exponer mis alegatos. En uno de los recesos, visualicé el juramento de lealtad a mis principios el día de mi graduación. El desvío en mi oratoria se hizo entonces patente, y la renuncia a la defensa de mi cliente y yo, salimos con orgullo de aquel escenario. Ratifiqué aquel día, que mis valores no dormían y en ocasiones roncaban en el despacho, era Lolo, mi pasante.

 

 

Queremos saber tu opinión