ESENCIA

Enrique Javier de Lara Fernández · Alcalá de Henares (Madrid) 

Eché un ojo a la predicción meteorológica. Luego arranqué el coche y encendí la radio. La Autovía del Mar atestada. Llegaría tarde al despacho. Las noticias repasaban los sinsentidos de la política nacional y la falacia en que se mueve este puñetero mundo. Me detuve en el embotellamiento. Rodeado por el trajín cotidiano, examiné las caras de los conductores. Puede que alguno, hoy mismo engrosara las filas del paro, empujado por el ERE que estaba a punto de mandar tramitar. Esto no es para lo que me había preparado en la facultad de derecho; medité… …Afortunadamente, lo mío no era un desistimiento, sino una abstracción, fruto de mi capacidad para evadirme del tráfago en que cada mañana me veo inmerso. Y es que los sueños, ya se sabe, suelen teorizar, como le sucede a las fuentes de la justica que, en esencia, tiende a esgrimir planteamientos subversivos.

 

 

Queremos saber tu opinión