Clientes y bogavantes

Félix Fernández-Maqueda · Madrid 

El derecho me ha aportado una visión enormemente práctica de la vida. Su conocimiento generalista derivado del sentido común me ha aportado una visión muy útil sobre las relaciones humanas, su pragmatismo me ha llevado a una forma de vivir conformista, hedonista e inmutable y el sentido de su retórica me ha servido en unos casos para doblegar voluntades y en otros para conquistarlas. Lo pienso en esta audiencia en la que el abogado oponente concluye su tedioso alegato sobre la custodia compartida de los gemelos adoptados por un sargento de la policía municipal y mi cliente, un azafato de Iberia, que me contó su problema cuando iba como pasajero a Ginebra. A la salida me zampo varios bogavantes en Kabuki mientras reflexiono sobre mi verdadera pasión: la literatura y una frase que me viene ahora a la mente. “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”.

 

 

Queremos saber tu opinión