CARTA AL SR. MINISTRO

MARTA MARIA RODIL DÍAZ · GIJÓN- ASTURIAS 

Estimado Sr. Ministro: A falta de algo mejor que hacer, le escribo desde mi pueblo, contemplando los campos de remolacha, para pedirle que reconsidere su decisión. No soy hombre de letras, y no se si esto es un recurso, una instancia o simplemente un ruego. Supongo que tanto usted como su chofer cumplen escrupulosamente con los límites de velocidad. Como experto en el tema, debo decirle que eso no es suficiente para impedir que sea multado. Si ello ocurriera, necesitará de mi labor. Ahora estoy en paro porque ya nadie recurre las sanciones. No lo entiendo. ¿Acaso lo que antes era injusto ahora ha dejado de serlo? No soy abogado, pero su causa es la mía. Hay leyes para las que no hay razón o disculpa que valga. Como ahora estoy sin trabajo me manifiesto con ellos y grito: NO A LAS TASAS!. Juan Pérez (Calibrador de radares en paro).

 

 

Queremos saber tu opinión