Ilustración: Juan Hervás


CAMISA DE ONCE VARAS

IÑAKI LANGA ROCHA · Bilbao 

Curioso, comienza la audiencia antes de tiempo. No celebra el juez habitual. Mejor, nos trataba cual sargento chusquero. El nuevo magistrado desconcierta. Aunque considerado con los letrados, no respeta el procedimiento. Interroga a mi cliente (pasajero de primera gravemente intoxicado en un vuelo transoceánico): “¿Qué le sirvió la azafata?”. “Arroz con bogavante”. Inmediatamente, para estupor general, acuerda como prueba para mejor proveer “degustación de marisco, en restaurante de máxima categoría, con cargo a las compañías demandadas”. En plena protesta de éstas, irrumpe en la sala el titular del juzgado con la Ertzaintza y sanitarios: “Pero Don Marcelo, ¿otra vez suplantándome?”. Mientras alguien explica que la presión del cambio de la abogacía a la judicatura le trastornó, se lo llevan al psiquiátrico entre gritos desgarradores. Entonces me zarandean. Es mi mujer: “¡Despierta!. Hoy presides tú el Tribunal. Dormías mejor cuando solo eras abogado. ¡Despierta, Marce!”.

 

 

Queremos saber tu opinión