Bufete Carpanta

Luis Rico López · Rivas Vaciamadrid. Madrid 

Llegado el fin (de mes, porque el del dinero fue hace mucho) ya no alimento más esperanza de poder pagar el alquiler de mi minúsculo bufete que la desobediencia a los más elementales deberes para con mi sufrido estómago. Al fin y al cabo, después de tanto tiempo así, uno va teniendo algo de brujo para esconder el hambre entre la toga y el vaquero.

 

 

Queremos saber tu opinión